El Obispo acompaña a adultos mayoresEn la Navidad, los ancianos son visitados por el Sr. Obispo, como uno de los grupos más vulnerables a los que atiende nuestro Vicariato en los distintos centros asistenciales que tiene nuestra Iglesia. Como son el Asilo Mons. Tomas Romero Gros. El centro del Adulto Mayor en la parroquia Jesús obrero y el comedor de ancianos en la parroquia la Merced, como centros permanentes de atención al anciano.

Queremos en estas fiestas navideñas, desearles a ellos en primer lugar, una Feliz Navidad, en la que Cristo siga naciendo en sus corazones y puedan seguir trasmitiendo a sus hijos y nietos este amor providente por el que Dios sigue cuidándoles, con ese cariño paternal que la Iglesia quiere encarnar en el trabajo de Caridad para con los más pobres.

La Navidad no son solo villancicos y luces de colores, ante todo debe ser caridad con el prójimo, pues ahí se demuestra de verdad el amor que tenemos con los más necesitados, como nos enseña Jesús naciendo en Belén.

Felicitaciones a ellos y a los que les cuidan, pues es un trabajo con un plus de amor que Dios sabrá premiar con su bendición para todos ellos.

Navidad colaboradores VAPFIESTA NAVIDEÑA CON LOS EMPLEADOS DEL VICARIATO DE PUYO

Los empleados del Vicariato de Puyo, que laboran en los distintos servicios que la Iglesia tiene en favor de la comunidad, celebraron un año más esta fiesta de Navidad como su segunda familia como les recordaba el Obispo de Puyo quien compartió con ellos esta fiesta, presidiendo la Eucaristía en que les invitaba a no perder la oportunidad que nos da la Navidad para fortalecer nuestra fe familiar y contemplar este misterio de Dios, que hace lo Extraordinario desde lo ordinario , naciendo en la humildad y pobreza de Belén el Hijo de Dios haciéndose niño , para que nosotros nos podamos acercarnos a El y reconocer en él su amor hacia nosotros, para que desde nuestro trabajo sencillo de cada día le hagamos también desde la humildad y la caridad con mucho amor. También les recordó que la Navidad, debe traer ese compromiso misionero de ser una estrella iluminada por nuestro testimonio de Vida, para que los demás puedan dejarse guiar como los magos por la estrella de Belén, indicando a los demás ,el camino para encontrarse con el Niño Dios nacido en Belén.

Después de la Eucaristía se realizó la cena fraterna y culminó con un gran programa navideño en el auditorio de Intipungo, donde cada grupo de servicio presentó su número en el que se desplego la creatividad reinando un gran clima de fraternidad y alegría navideña. Repartiendo los regalos de la Navidad. A todos los trabajadores del VAP una Feliz Navidad llena de amor y de Paz para sus familias.